LA TRANSPIRENAICA: AVENTURA ENTRE DOS MARES

Los Pirineos: gigantes de fuego y hielo.
La gran travesía: de mar a mar por valles y crestas.


La Transpirenaica. Un trekking organizado artesanalmente.

Para disfrutar caminando.
Otras actividades.


Conservar la naturaleza para las generaciones futuras.

Los mensajes de las piedras.

principal

LA TRANSPIRENAICA: AVENTURA ENTRE DOS MARES

Cada vez somos mas los que sabemos, que para descubrir mundos distintos, sensaciones imprevistas y experiencias estimulantes, no es necesario viajar a países lejanos.

La aventura puede esperarnos a la vuelta de la esquina, y en la Península Ibérica hay multitud de regiones, capaces de sorprender a exploradores y viajeros ávidos de Naturaleza, de leer en las viejas piedras, y deseosos de recobrar sensaciones ahogadas en la vorágine de la vida urbana.

Desde 1985 hemos realizado la travesía de costa a costa, buscando el acercamiento a la naturaleza del modo menos agresivo para ella, con cariño, con la mínima parafernalia, en pequeños grupos, sin masificar las montañas que tanto amamos.

Entendemos que la aventura lo es mas, cuanto menos artefactos se utilicen, y estamos en contra de que la naturaleza se convierta en un parque de atracciones masificado, donde las normas y actuaciones se realicen siempre en función de los intereses económicos del momento.

(subir)

Los Pirineos: gigantes de fuego y hielo.

Emergidas desde el fondo marino y empujadas desde tiempos remotos por colosales fuerzas telúricas, las montañas pirenaicas, habitadas desde la antigüedad, comenzaron a atraer el interés de los exploradores foráneos, desde mediados del siglo XVIII.

Algunos de esos personajes (curiosa mezcla de aventureros científico-románticos) dedicaron parte de sus vidas, a explorar la cordillera, a trazar mapas, y a conquistar sus cimas, muriendo varios de ellos en el empeño.

Había nacido el "pirineismo". Atraídos por el influjo poderoso de sus bellezas naturales, los estudiosos y los deportistas, los soñadores y los hombres de acción, comenzaron a frecuentar, cada vez con más asiduidad los altos valles.

Poco a poco, con grandes esfuerzos, se alcanzaron las más altas cimas, se descubrieron las más profundas simas y barrancos, se navegaron sus impetuosos ríos, buscando en cada nueva meta la superación personal.

(subir)
 

La gran travesía: de mar a mar por valles y crestas.

Así como en el pasado los intereses comerciales, bélicos o religiosos, movían a realizar grandes viajes y travesías por lugares a veces inhóspitos, -caravanas transaharianas, camino de Santiago, navegaciones transatlánticas, peregrinación a La Meca-, actualmente son otros los móviles de tales empresas.

Desde la prehistoria, los Pirineos han sido atravesados infinidad de veces, por los pasos más fáciles, pero siempre en el sentido norte-sur, para pasar de la península al continente y viceversa. Los celtas, los romanos, los elefantes de Aníbal, Carlomagno, peregrinos jacobeos, arrieros, contrabandistas, y turistas continentales, han contribuido al crecimiento del flujo norte-sur.

La idea de realizar una ruta transversal a lo largo de la cordillera, de costa a costa, no es nueva. Por caminos de montaña se ha hecho a pie, y también siguiendo las crestas de cima en cima. La primera travesía integral se realizó en el año 1817 por Federico Parrot, en cincuenta y cuatro días. En época invernal se atravesó esquiando, y en los últimos años, cada invierno se realiza una travesía con trineos arrastrados por perros. En 1969 sobre ruedas, con motos de montaña, y también sobre ruedas con un carro-trineo arrastrado por perros en 1990.

(subir)

La Transpirenaica. Un trekking organizado artesanalmente.

No es fácil para cualquier persona preparar y llevar a la práctica una travesía caminando, que le lleve de costa a costa siguiendo el Pirineo de valle en valle. Además de unos buenos conocimientos de geografía, orientación uso de cartografía, y práctica de alta montaña, debería disponer de un mínimo de cuarenta y cinco días, para realizar la travesía integral caminando.

Además, si no desease cargar con la tienda de campaña, el saco de dormir, la comida y los complementos necesarios, debería ponerse de acuerdo con un vehículo de apoyo que le transportase todo el equipo, de etapa en etapa.

Pensando en las personas que no disponen de tanto tiempo para organizar y realizar el deseado viaje, surgió en 1983 el proyecto de estudiar y preparar una ruta para seis u ocho personas, que en unas dos semanas, con un guía, y combinando las excursiones a pie, con el viaje en vehículo todo terreno, fuese desde Cabo de Creus hasta San Sebastián, pisando el mínimo asfalto posible.

Después de un periodo de preparación y exploración, en 1985 se llevó a la práctica la primera Transpirenaica, que se ha venido realizando cada verano desde entonces, y cuya duración actual es de doce días, con etapas de trekking (caminando sin carga) entre 7 y 20 kilómetros, que equivale a unas seis horas de marcha cada día.

(subir)

Para disfrutar caminando.

Los itinerarios de trekking (a pie), se han escogido entre los mejores y más significativos de los Pirineos, con la finalidad de dar una visión global de los diferentes aspectos paisajísticos, geográficos, humanos, históricos y deportivos, de la cordillera.

El Cabo de Creus, Núria, Andorra, el Parque nacional de Sant Maurici-Aigües Tortes, el cañón de Añisclo, Ordesa, los valles de Hecho y del Roncal, la selva de Irati, son una muestra de las zonas donde se han seleccionado los trekkings.

Los caminos utilizados aunque no presentan grandes dificultades y no hay que escalar, en bastantes ocasiones atraviesan zonas de alta montaña, por lo que a causa de la nieve, sólo son practicables de Julio a Octubre, época en la que los peligros son mínimos.

La ruta discurre por antiguos senderos y caminos de herradura, y en ocasiones coincide con el sendero de gran recorrido GR 11. Este sendero, balizado con marcas de pintura roja y blanca, une también los dos mares, siguiendo la cordillera a lo largo.

Las excursiones se hacen siempre con la mínima carga posible: agua y comida para la jornada, teléfono y equipo de seguridad. Todo el equipaje se queda en el coche. Lo encontraremos al final de la etapa. Igualmente si alguien no está en condiciones de caminar algún día, puede hacer el recorrido en el coche.

Los tramos de enlace a bordo del vehículo al tiempo que complementan la visión global pirenaica, permiten evitar largas horas de marcha a pie por carreteras y pistas para automóviles, y por zonas de menor interés, y hacen posible que se pueda completar la travesía en dos semanas.

(subir)

Otras actividades.

La ruta es modificada cada año en función de las preferencias y sugerencias de los participantes. Aunque la ruta está programada diariamente, las posibilidades de improvisar y de adaptarla a las características del grupo, son muy amplias y el guía las utiliza a menudo, aprovechando la versatilidad que ofrece el viajar con un pequeño grupo.

Pero sin duda lo preferido por los participantes del viaje, es el intercambio de conversaciones, ideas y sentimientos, favorecido por el entorno natural, y por la familiaridad que proporciona el viajar en un pequeño grupo de personas predispuestas a disfrutar del camino, la naturaleza y la compañía.

(subir)
 

Conservar la naturaleza para las generaciones futuras.

Un tema que nos importa mucho, es el de nuestra relación con el medio natural, conociendo los daños que causa el turismo masivo tradicional en el entorno, y conociendo nuestra condición de generadores de basura. Es por ello que pretendemos dejar lo más intactos posible, los lugares por los que pasamos.

(subir)

Los mensajes de las piedras.

Desde el templo de Afrodita Pyrene, donde la cordillera emerge del Mediterráneo, hasta los cromlechs de la costa donostiarra, el recorrido no dejará de evocarnos personajes y hechos que han forjado el mito de la tierra pirenaica, dejando constancia en los muchos castillos, monasterios y otras obras civiles que han llegado a nuestros días.

Vascones, ligures, romanos y visigodos. Herreros, almadieros, maquis y contrabandistas. Pastores, emperadores, brujas y montañeros. Cátaros y templarios, duendes y señores de los bosques, nos susurrarán al oído, en la calma de la noche, sus historias, marcadas por el misterioso magnetismo de las montañas que los acogieron.

(subir)

TRAVESÍA INTEGRAL DEL PIRINEO

TRANSPIRENAICA PLUS

TRANSPIRENAICA AVENTURA

 Antaño disfrutamos de fabulosas acampadas.

 Que bellos tiempos cuando podíamos hacer fantásticos vivacs.